¿QUIÉN Y CUANDO ES NECESARIO ACUDIR AL LOGOPEDA?

Inicialmente, la logopedia surgió con el fin de atender aquellos trastornos relacionados con la comunicación de los más pequeños, y precisamente este grupo social es el que muchos padres y la mayoría de población piensan que son los que solamente deben y/o pueden acudir a un logopeda. Pero, no es así, lo cierto es que esta ciencia trata los diferentes grupos sociales, es decir: niños, jóvenes, adultos y gente de la tercera edad. Así que su campo de actuación es más amplio de lo que la sociedad concibe.

En primer lugar, si nos centramos en  los más pequeños, las patologías más relevantes son problemas en el habla,  en el lenguaje y en la lectoescritura, entre otras. Y como padres, seguramente nos preguntamos cuales son las situaciones en las que nuestro hijo debería ir al logopeda, pues para ellos existen indicadores o síntomas que nos pueden ayudar a tomar esa decisión. Éstos serán los siguientes:

–          Si no habla o habla muy poco.

–          Si es difícil o no comprendemos a nuestro hijo cuando habla.

–          Si tiene dificultades para pronunciar algún sonido.

–          Si se salta algún sonido o agrega otros que no corresponden.

–          Si respira con la boca abierta.

–          Si se pone afónico con frecuencia o de forma continuada.

–          Si presenta cambios muy drásticos en la voz.

–          Si se observa que tiene dificultades para oír o si, aún oyendo bien, encuentra.

–         Dificultades para discriminar algún sonido.

–          Si presenta alteraciones sensoriales.

–          Si presenta alguna alteración física, como la parálisis cerebral o la espina bífida.

–          Si presenta un retraso general en el desarrollo y el lenguaje, autismos y otros síndromes.

–          Si presenta dificultades a la hora de leer o escribir correctamente.

Así pues, si algunos de nuestros hijos presenta alguno o varios de estos síntomas, lo más conveniente será concretar una cita logopédica y salir de dudas, así como iniciar el tratamiento más adecuado lo antes posible.

En segundo lugar, en el caso de los jóvenes y adultos los síntomas o indicadores relevantes para acudir a un logopeda son:

–          Que esté diagnosticado de nódulos, pólipos,…

–          Que se encuentre afónico con frecuencia.

–          Que muestre dificultades para deglutir (tragar).

–          Que tartamudee con frecuencia.

–          Que se le haya diagnosticado alguna enfermedad neurodegenerativa como Parkinson, Alzheimer….

–          Que haya padecido un accidente cerebro-vascular (Afasias).

–          Que tenga pérdidas de lenguaje, vocabulario, memoria, atención, cálculo.

Aunque también pueden presentar patologías similares a las que padecen los niños, por no haber solucionado el problema años atrás, en  el momento más oportuno.

Así  que cualquier adolescente o persona adulta que sufra alguna de estas patologías, también deberá consultar a un logopeda su problema y buscar las soluciones más eficaces posibles, dependiendo de su grado y de su edad.

Por último, encontramos esa parte de la población que se encuentra en edades avanzadas, y es en este aspecto donde quiero hacer más hincapié. La razón es porqué muchas familias que observan y padecen en alguno de sus familiares (de la tercera edad), problemas o alteraciones en su lenguaje y en su comunicación a causa de alguna lesión cerebral como hemos dicho anteriormente, o a causa de alguna demencia, no buscan soluciones que mejoren su calidad de vida. En múltiples ocasiones, la familia a nivel económico no puede, pero en otras ocasiones ésta opta por enviarlo a una residencia donde puedan cuidarlo mejor, o a veces la familia se despreocupa y aunque sea cruel, piensan que por la poca esperanza de vida que les queda no vale la pena buscar soluciones para rehabilitar,  mejorar o  paliar sus capacidades más afectadas.

Así pues, quiero que las familias tomen conciencia y se pongan en el lugar de sus más allegados que sufren o han sufrido problemas cerebrales que han repercutido en su comunicación con el mundo y han cambiado radicalmente su vida. Y piensen en que los logopedas, son profesionales que pueden con constancia y dedicación rehabilitar todos aquellos problemas lingüísticos, auditivos, vocálicos… que el paciente sufre. O  bien en el caso de las demencias, potenciar y trabajar sus capacidades preservadas y paliar su evolución.

A continuación podreis ver varios vídeos en los cuales observareis perfectamente varios pacientes  adulto y anciano) que  por diversas causas su comunicación se ha visto gravemente afectada:

En las siguientes direcciones podeis conocer más aspectos relacionados on este artículo:

Laia Escobar

Anuncios

Miedos infantiles

Miedos infantiles es como se definen una serie de situaciones habituales y conocidas que se repiten en la mayoría de niños de todo el mundo, algunos ejemplos pueden ser el miedo a los médicos, el miedo a las inyecciones, el miedo a separarse de la madre, el miedo a la nocturnidad, el miedo a las muñecas, al colegio, etc. Son miedos con un denominador común, una función de adaptación que permite que los niños puedan estar más prevenidos y busquen apoyo en las personas más cercanas, habitualmente los padres.

Los miedos infantiles en la mayoría de casos contribuyen a que los niños evolucionen y se adapten al entorno, pero es un tema que todos los padres debemos respetar y nunca llegar a ridiculizar, se debe ayudar y apoyar al niño consolándole para que poco a poco logre superarlos.

El miedo es una respuesta normal que se da en todas las personas y a cualquier edad, apareciendo en situaciones imaginarias o reales, se define como una respuesta ofrecida por nuestro organismo, una señal de alerta para que se tomen las precauciones oportunas para evitar enfrentarse al supuesto peligro.

En los miedos infantiles aparece también un elemento común que suele jugarles a los niños una mala pasada, se trata de la fantasía. Recrear una determinada situación o un personaje imaginario puede provocar verdadero temor, más que cualquiera de las situaciones reales que se podrían vivir. Por eso podemos encontrarnos niños que se asustan ante un trueno, ante la oscuridad… los estímulos externos se conjugan con la imaginación causando una situación de pavor que como resultado causa la búsqueda del amparo de los padres.

Como hemos dicho anteriormente, estos miedos son normales e incluso se pueden catalogar como saludables, ya que están asociados a un proceso de aprendizaje y desarrollo, a medida que los niños evolucionan estos temores o miedos infantiles deben desaparecer. Como padres nunca debemos menospreciar esos miedos, sino apoyar a los niños con la comprensión y el cariño, factores que contribuyen a la evolución y superación.

Además debemos tener en cuenta un serie de normas para actuar ante estos miedos infantiles, nunca debemos ser padres sobreprotectores, ya que entorpeceríamos la evolución del niño para que ganara poco a poco la confianza y la seguridad necesaria para superarlos. Hay que elegir bien los cuentos infantiles que leeremos a los niños para no acrecentar sus temores a través de los personajes que aparecen en los cuentos.

Tampoco debemos ser participes en la creación de esos miedos, un ejemplo sería si castigamos a los niños nombrándoles personajes imaginarios como el “hombre del saco”, una situación que puede provocar temor y un miedo innecesario que se sumaría al resto de miedos ya sufridos. Los especialistas aconsejan no sobredimensionar o justificar los miedos, es decir, no hay que decirles a los niños que sus temores también son sufridos por otros pequeños.

En definitiva, debemos comprender que los miedos infantiles son un proceso natural y que nosotros debemos intervenir en su justa medida con una dosis de psicología, poco a poco los niños se adaptan a la realidad y terminan por superarlos.

 

Laia Escobar

Los niños prematuros pueden tener problemas de lenguaje

Sumada a todas las complicaciones ya conocidas por las que debe atravesar un bebé prematuro, es decir, un niño que nació con menos de 37 semanas de gestación, ahora se conoce que estos pequeños podrían manifestar en su desarrollo grandes problemas de lenguaje, comparados a aquellos niños que tienen la suerte de nacer a término.

Esto se pudo conocer gracias a un nuevo estudio llevado a cabo por la Academia Estadunidense de Pediatría. Todo el proyecto estuvo a cargo de Inge L.van Noort-van der Spek, quien por el momento declaró que si bien se conocen las posibilidades no se sabe aún si esos problemas de lenguaje pueden disminuir, empeorar o mantenerse estable a lo largo del tiempo y de su vida.
Según los datos que emite la World Health Organization, hay un total de 13 millones de bebés en el mundo que nacen de forma prematura cada año, y que como prematuros tienen serias posibilidades de desarrollar discapacidades importantes tales como retraso mental, parálisis cerebral, disfunciones visuales y auditivas graves, o trastornos de aprendizaje y como sabemos ahora, de lenguaje.
Para desarrollar la investigación se trabajó con una base de datos de estudios publicados entre el período comprendido por enero de 1995 y marzo del 2011, realizados en base a las funciones del lenguaje en niños nacidos antes de tiempo. La idea original era la de determinar cuál es el curso de desarrollo de las funciones del habla en esos niños nacidos de manera prematura, comparados a los niños nacidos con un tiempo promedio de gestación.
Se realizaron comparativas y las diferencias entre ambos grupos demostraron que se hacían más evidentes sobre todo hacia las edades entre los 3 y los 12 años. Los investigadores comentaron la importancia de realizar una detección oportuna de este tipo de problemas en los niños y realizar, una intervención a tiempo para tratar los problemas de idioma en esta creciente y vulnerable población de niños prematuros, ya que de esa manera solamente se pueden prevenir problemas emocionales y sociales, déficits de aprendizaje, problemas de conducta y de desarrollo personal, pudiendo llegar a evitar la necesidad de educación especial.
Concretamente, los bebés prematuros van encontrando serias dificultades con la función de un lenguaje complejo a medida que van creciendo, por lo que es necesario tener en cuenta esa posibilidad en el seguimiento médico del desarrollo de este tipo de niños

 

 

Para saber más sobre el tema podeis visitar el siguiente enlace:

http://www.sap.org.ar/docs/congresos/2010/neo/martineztrastornos.pdf

 

 

Laia Escobar

 

 

La lectura infantil

A  todos lo padres nos resulta difícil motivar a  nuestros hijos para que disfruten de la lectura, pero es algo que nosotros debemos promover por todos los beneficios que ello conlleva , así como:

  • Potenciar el nivel intelectual
  • Potencia la imaginación
  • Aumnetar el léxico
  • Aumentar las formas de expresión
  • Disfrutar de forma lúdica

Para que los pequeños de la casa se sientan motivados a leer , nuestro comportamiento es fundamental, nada mejor que dar ejemplo. Debemos leer regularmente,  para que nuestros hijos nos observen y de es ta manera las  probabilidades de que esta conducta sea imitada por ellos seran muy altas. De hecho, es uno de los principales factores que puede hacer que un niño se introduzca en la lectura así que hay que seguir unas determinadas reglas y pautas de comportamiento que conquistarán a los niños para adentrarse en el  mundo de los libros.

Es necesario que nosotros, como padres, dediquemos un cierto tiempo a leer con nuestros hijos, la razón es que muchos niños leen con mayor facilidad y comodidad cuando se encuentran junto a sus padres. El inconveniente en este caso puede ser la falta de tiempo por cuestiones laborales, pero si existe el deseo de potenciar la lectura infantil es necesario buscar un hueco y dedicarlo a la lectura de los primeros cuentos infantiles junto a nuestros niños.

La carencia de libros infantiles es la tónica habitual, ya que son los juguetes los que predominan entre las pertenencias del niño. Una buena opción es acudir a una biblioteca y seleccionar juntos cuentos que se leerán con la posibilidad, muchas veces, de llevarnos estos libros a casa.

En la motivación por la lectura infantil también intervienen otros factores, los profesores deben trabajar desde las aulas para incentivar la lectura infantil, una lectura amena con dosis de diversión mejoran el deseo de leer y se aleja del aburrimiento, el tedio y el sopor que algunos de nuestros hijos muestran a la hora de leer un libro en clase.

En conclusión decir que, dese un principio es necesario que los niños disfruten con la lectura, nosotros debemos contagiarles ese placer y leyéndoles desde muy pequeñitos  cuentos infantiles, les ayudaremos para poder empezar a  construir su intelecyo y su futuro.

Si este tema te ha parecido interesante, puedes seguir adquiriendo más información consultando las páginas webs que hay a continuación, además podras encontrar cuentos con los que poder inciar la lectura con tu hijo:

http://www.guiainfantil.com/libros/Lectura/index.htm

http://www.educar.org/articulos/lecturas.asp

http://www.doslourdes.net/lecturas_para_primaria.htm

http://www.elhuevodechocolate.com/cuentos.htm

 

Laia Escobar

Mi hijo no habla, ¿es tímido o presenta mutismo selectivo?

¿Habeis oído hablar alguna vez del mutismo selectivo?  Posiblemente no,  ya que existe un porcentaje bajo de niños que actualmente lo presenten. En varias ocasiones,  nosotros , como padres observamos a nuestro hijo en todo momento y puede que veamos que no es hablador y que tiene dificultad para relacionarse con los demás,  ciertas actitudes que solemos relacionarlas con ser sencillamente una persona introvertida. Aunque a veces, debemos de consultar a ciertos profesionales, porque puede que este problema  vaya más allá y estemos delante de un caso de mutismo selectivo.

Este problema suele detectarse  generalmente en el colegio,  entre los tres y los ocho años, cuando los profesores detectan que nuestro hijo presenta una relación peculiar con su entorno porque no se comunica. Si presenta un mutismo selectivo, el niño, probablemente, estará sufriendo un temor asociado a diversas situaciones sociales, una especie de fobia social, que puede durar desde unas semanas a algunos años, de la cual no se conoce la causa, pero puede tener algo que ver con un componente hereditario, y que dicho problema podrá repercutir negativamente en su desarrollo psicológico, social, educativo o emocional.

Los niños que presentan este mutismo, suelen ser sensibles, cariñosos, muy inteligentes o perfeccionistas, y en muchas ocasionas suelen hablar bastante con sus seres más cercanos, sobre todo con nosotros, los padres. Por tanto, aquí vemos algo desconcertante en su comunicación; por un lado, son personas muy habladoras en entornos familiares pero cuando se encuentran en entornos diferentes a éste, rechazan el hecho de comunicarse y se aislan de la sociedad. Éste aspecto es la característica más relevante en el mutismo selectivo.

Así pues, como padres ¿que debemos hacer cuando cierto mutismo persite o empieza a estar presente en el habla de nuestro hijo? En un primer  momento deberemos hablar con varios especialistas  como sus profesores, un psicólogo y un logopeda. Una buena coordinación entre ellos, y un eficaz tratamiento con estos especialistas ayudará a que este mutismo acabe desapareciendo.

Aunque también nosotros, los padres,  deberemos seguir ciertas  consideraciones, con el fin de  ayudar a nuestro hijo a superar este problema. Las más importantes son las siguientes:

  • Debemos otorgarle la oportunidad de conocer el espacio, explorarlo y buscar intereses dentro de éste, siempre sin  dejar de observarlo en todo momento sutilmente.
  • Nuestro hijo no debe notar que le damos un trato especial y mucho menos manifesatrle molestia hacia su timidez.
  • Debemos adoptar una actitud serena y relajante.
  • Debemos eliminar las presiones y expectativas para que nuestro hijo hable
  • Tenemos que darle seguridad y ser comprensivos con sus dificultades
  • No debemos sobreprotegerle
  • Debemos comunicarle que puede decidir hablar o no cuando quiera, así nuestro hijo tendrá el control y la libertad de comunicarse sin sentirse presionado
  • Hay que fomentar situaciones de comunicacion relajada, donde el objetivo sea el placer de estar juntos compartiendo una actividad didáctica y lúdica

Si queréis investigar y seguir descubriendo más aspectos sobre este importante y desconocido tema podéis ver el siguiente vídeo y /o echarle un vistazo a las siguientes páginas web:

vídeo:

webs:

http://blog.mamasybebes.com/2007/10/mutismo-selectivo.html

http://www.aboutourkids.org/articles/mutismo_selectivo_perfil_del_silencio

http://www.yoeducadora.com/2008/07/mutismo-selectivo/

Laia Escobar

——————-

El retraso en el habla

Normalmente, los niños aproximadamente a los tres años ya tienen establecido un lenguaje de acuerdo con sus regulaciones gramaticales, aunque las niñas suelen ser más precoces que los varones en su adquisición. Por tanto, si alrededor de los dos años y medio un niño no habla, y sólo se comunica a través de palabras cortas y gestualmente, es entonces cuando lo padres deben preocuparse porque posiblemente su hijo padezca un retraso en el habla.

Estos retrasos, se pueden diferenciar en dos tipos; por un lado, el simple, y por otro el severo o grave. El primero se caracteriza por unas buenas y correctas expresiones verbales después delos tres años y todos los problemas relacionados con el habla los superan antes de empezar la escuela. Y por lo contrario, cuando hablamos de un retraso severo o grave, el lenguaje en el niño aparece más allá de los cinco años y presenta dificultades que persisten al iniciar la escuela. Por tanto, éste último repercutirá negativamente en el aprendizaje escolar y en el ajuste del niño al medio social.

Las causas que podemos encontrar en relación a este problema son varias. Algunas de las más frecuentes son: la herencia familiar, es decir, que los padres del niño también hayan empezado a hablar más tarde de lo normal en su infancia, también hallamos que  un retraso motriz  pueda ser el causante, o bien que el niño se limite a imitar a otros miembros de la familia con trastornos del lenguaje. Aunque también existe la posibilidad, de que no haya ninguna causa externa, ni tampoco de que exista un desarrollo global del niño que influya en este ámbito, entonces, estaríamos hablando de un reraso específico del habla. Otros factores muy importantes que inciden o que pueden llegar a influir para que se de este problema pueden ser múltiples, así como:

    • Defectos de los órganos del habla : fisura palatina, anomalías dentales, vegetaciones adenoidales “carnots”, inflamaciones de las amígadalas…
    • Deficit auditivo y visual: ver bien también es importante ya que los niños imitan observando los movimientos bucales de las personas que les rodean.
    • Retardo en el desarrollo intelectual:  si la capacidad mental está disminuida, normalmente, pero no en todos los casos, repercutirá en el lenguaje.
    • Lesión cerebral en la infancia: las lesiones cerebrales, van muy ligadas a las perturbaciones de tipo motor, pero por suerte nuestro cerebro es capaz de compensar las partes dañadas por las partes sanas, aunque para lograrlo hemos de llevar a cabo una rehabilitación y un entrenamiento intensivo con un especialista adecuado.
    • Retrasos en la evolución corporal: a menudo en estos niños se observan “intervalos mudos”, que son periodos donde el niño “entiende” lo que se habla pero él no “sabe o puede” hablar.
    • Influencias externas que pueden producir retrasos en esta adquisición, así como: estimulación deficiente del habla, conflictos en la familia y /o actitudes incorrectas de los padres sobre el niño (sobreprotección o indiferencia/rechazo).

Por último decir, que cualquier de estos fctores puede ser el causante de un retraso del habla, aunque más de uno pueden darse a la vez, o por el contrario como hemos dicho anteriormente puede que ninguno de estos factores se presenten en el niño y simplemente éste presente un retraso específico del habla, que se deberá empezar a tratar lo antes posible.

Si quereis saber más sobre este tema, podeis visitar las siguientes direcciones:

http://es.globedia.com/ninos-retraso-tratamiento

http://www.bebesymas.com/desarrollo/retraso-del-habla-en-los-ninos

http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtual/libros/linguistica/leng_ni%C3%B1o/el_hab_y_retra_desarro.htm

Laia Escobar