¿QUIÉN Y CUANDO ES NECESARIO ACUDIR AL LOGOPEDA?

Inicialmente, la logopedia surgió con el fin de atender aquellos trastornos relacionados con la comunicación de los más pequeños, y precisamente este grupo social es el que muchos padres y la mayoría de población piensan que son los que solamente deben y/o pueden acudir a un logopeda. Pero, no es así, lo cierto es que esta ciencia trata los diferentes grupos sociales, es decir: niños, jóvenes, adultos y gente de la tercera edad. Así que su campo de actuación es más amplio de lo que la sociedad concibe.

En primer lugar, si nos centramos en  los más pequeños, las patologías más relevantes son problemas en el habla,  en el lenguaje y en la lectoescritura, entre otras. Y como padres, seguramente nos preguntamos cuales son las situaciones en las que nuestro hijo debería ir al logopeda, pues para ellos existen indicadores o síntomas que nos pueden ayudar a tomar esa decisión. Éstos serán los siguientes:

–          Si no habla o habla muy poco.

–          Si es difícil o no comprendemos a nuestro hijo cuando habla.

–          Si tiene dificultades para pronunciar algún sonido.

–          Si se salta algún sonido o agrega otros que no corresponden.

–          Si respira con la boca abierta.

–          Si se pone afónico con frecuencia o de forma continuada.

–          Si presenta cambios muy drásticos en la voz.

–          Si se observa que tiene dificultades para oír o si, aún oyendo bien, encuentra.

–         Dificultades para discriminar algún sonido.

–          Si presenta alteraciones sensoriales.

–          Si presenta alguna alteración física, como la parálisis cerebral o la espina bífida.

–          Si presenta un retraso general en el desarrollo y el lenguaje, autismos y otros síndromes.

–          Si presenta dificultades a la hora de leer o escribir correctamente.

Así pues, si algunos de nuestros hijos presenta alguno o varios de estos síntomas, lo más conveniente será concretar una cita logopédica y salir de dudas, así como iniciar el tratamiento más adecuado lo antes posible.

En segundo lugar, en el caso de los jóvenes y adultos los síntomas o indicadores relevantes para acudir a un logopeda son:

–          Que esté diagnosticado de nódulos, pólipos,…

–          Que se encuentre afónico con frecuencia.

–          Que muestre dificultades para deglutir (tragar).

–          Que tartamudee con frecuencia.

–          Que se le haya diagnosticado alguna enfermedad neurodegenerativa como Parkinson, Alzheimer….

–          Que haya padecido un accidente cerebro-vascular (Afasias).

–          Que tenga pérdidas de lenguaje, vocabulario, memoria, atención, cálculo.

Aunque también pueden presentar patologías similares a las que padecen los niños, por no haber solucionado el problema años atrás, en  el momento más oportuno.

Así  que cualquier adolescente o persona adulta que sufra alguna de estas patologías, también deberá consultar a un logopeda su problema y buscar las soluciones más eficaces posibles, dependiendo de su grado y de su edad.

Por último, encontramos esa parte de la población que se encuentra en edades avanzadas, y es en este aspecto donde quiero hacer más hincapié. La razón es porqué muchas familias que observan y padecen en alguno de sus familiares (de la tercera edad), problemas o alteraciones en su lenguaje y en su comunicación a causa de alguna lesión cerebral como hemos dicho anteriormente, o a causa de alguna demencia, no buscan soluciones que mejoren su calidad de vida. En múltiples ocasiones, la familia a nivel económico no puede, pero en otras ocasiones ésta opta por enviarlo a una residencia donde puedan cuidarlo mejor, o a veces la familia se despreocupa y aunque sea cruel, piensan que por la poca esperanza de vida que les queda no vale la pena buscar soluciones para rehabilitar,  mejorar o  paliar sus capacidades más afectadas.

Así pues, quiero que las familias tomen conciencia y se pongan en el lugar de sus más allegados que sufren o han sufrido problemas cerebrales que han repercutido en su comunicación con el mundo y han cambiado radicalmente su vida. Y piensen en que los logopedas, son profesionales que pueden con constancia y dedicación rehabilitar todos aquellos problemas lingüísticos, auditivos, vocálicos… que el paciente sufre. O  bien en el caso de las demencias, potenciar y trabajar sus capacidades preservadas y paliar su evolución.

A continuación podreis ver varios vídeos en los cuales observareis perfectamente varios pacientes  adulto y anciano) que  por diversas causas su comunicación se ha visto gravemente afectada:

En las siguientes direcciones podeis conocer más aspectos relacionados on este artículo:

Laia Escobar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s