¿Como evitar gritar a nuestros hijos?

Ser padres no es nada fácil y por eso en más de una ocasión es sumamente importante natural que el adulto se sienta frustado y saturado, lo que inconvenientemente lo lleve a actuar con enfado o poca paciencia y llegue a gritarle a sus hijos ante un mal comportameinto . El peligro en cuestión es cuando los padres comienzan a perder los buenos modos de forma cada vez más repetida, los gritos se vuelven algo normal en casa y los niños crecen bajo esos mismos términos en un sitio en el que ni grandes ni pequeños se sentirán cómodos ni felices.

Lo primero a tener en cuenta es que si un adulto grita es porque está expresando de forma equivocada otro sentimiento que lo agobia  y que se ve detonado ante alguna actitud del niño . Es importante, entonces, no hacer pagar a los hijos por problemas o preocupaciones de adultos.

Hay cosas que se pueden hacer a diario para conseguir mantener el temperamento controlado, ya que hay ocasiones en que los padres con carácter muy fuerte no saben manejarlo delante de los niños. No deben perder nunca de vista el hecho de que los pequeños merecen atención, cuidados y buenos modos todos los días y a todo momento, aun cuando se portan mal precisan que se les enseñe de buena manera, ya que se corre el riesgo de que no sea feliz, que se estrese y que aprenda que los gritos y los malos tratos son la manera correcta de manejarse.

Si se siente la necesidad de gritarle al niño o de ponerse de malas será necesario tomarse un momento a solas para calmarse, entonces, se dejará al niño con el adulto responsable, pero si por lo contrario,  nadie puede ocuparse de él, una buena idea es salir a caminar un poco con él, para despejar el enfado, la ira o lo que sea que esté nublando los sentimientos del adulto que siente la necesidad de gritar.

Una vez haya pasado la parte fuerte del enojo, es viable comunicarse con los niños y manifestarles el malestar, decirles y hacerles entender que tal actitud ponen de mal humor a mamá o papá y pedirles ayuda para que eso no siga ocurriendo. Si se tiene mucho peso, es recomendable bajar los niveles de tensión relajarse un poco más, aprender a desconectar del trabajo cuando se está en casa para jugar con los niños y reirse, afrontando la situación con ganas de solucionarla.

 

 

 

En los siguientes enlaces, podeis encontrar más información sobre este tema:

http://www.psicoglobalia.com/tag/gritar-a-los-ninos/

http://www.psicologiaencubas.com/2009/11/el-castigo-se-ha-comprobado-que-el.html

 

Laia Escobar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s